Principal
Arriba

EL MARCO GENERAL DE LA CUESTIÓN DEL ACCESO A LOS RECURSOS GENÉTICOS. EL CONVENIO SOBRE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA EN LA ARGENTINA Y LA CUESTIÓN DEL ACCESO EN NUESTRO PAÍS.  

 por Marcelo Turnes.

 

2.1.- Historia del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

2.2.- Objetivos del Convenio.

   

2.1.- Historia del Convenio sobre la Diversidad Biológica.

         El  Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en 1987 reconoció la necesidad de incrementar y canalizar los esfuerzos internacionales para proteger la diversidad biológica, creando para ello un Grupo de Trabajo para investigar “la conveniencia de elaborar un convenio de carácter general y la forma que podría adoptar con el fin de racionalizar las actividades en curso en esta esfera y abordar otras esferas que correspondan al ámbito de aplicación de dicho convenio” (PNUMA, Decisión del Consejo de Administración 14/26, 1987).

         La primera reunión del Grupo a finales de 1988, concluyó que los convenios existentes trataban cuestiones específicas sobre la conservación de la diversidad biológica; pero que en razón de su marcada especificidad, no respondían adecuadamente a las necesidades de conservación de la diversidad biológica a nivel global.

         En 1990 el Grupo de Trabajo concluyó que se necesitaba un tratado global sobre conservación de la diversidad biológica.

         La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza realizó un fundamental aporte a través de propuestas elaboradas por la  Comisión de Derecho Ambiental y el Centro Ambiental de la UICN, con la colaboración del Joint IUCN/WWF Plant Advisory Group (Grupo Asesor de Conjunto sobre Plantas de UICN/WWF).

         Estas propuestas, junto con las de la FAO y el PNUMA, fueron la base para un primer borrador del Convenio.

         El proceso formal de negociaciones se inició en febrero de 1991, cuando el Grupo de Trabajo cambió su denominación a Comité Intergubernamental de Negociación de un  Convenio sobre la Diversidad Biológica.

         La fecha  impuesta para la firma del Convenio, la cual  debería suceder durante la Convención de las Naciones Unidas del Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMAD), sirvió como incentivo para el acuerdo final sobre el contenido del Convenio, el cual se suscribió el 5 de junio de 1992, entrando en vigor 18 meses después. 

 

2.2.- Objetivos del Convenio.

         Los objetivos del Convenio están estipulados como tales en el Artículo 1 del mismo, el cual dice: “Los objetivos del presente Convenio, que se han de perseguir de conformidad con sus disposiciones pertinentes, son la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación, justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos, mediante, entre otras cosas, un acceso adecuado a esos recursos y una transferencia apropiada de las tecnologías pertinentes, teniendo en cuenta todos los derechos sobre esos recursos y a esas tecnologías, así como mediante una financiación apropiada.”

         Por lo tanto, los objetivos fundamentales serían:

  • La conservación de la diversidad biológica

  • La utilización sostenible de sus componentes

  • La participación justa y equitativa  en los beneficios derivados de la utilización de recursos genéticos, incluyendo entre otras cosas:

  • El acceso a los recursos genéticos (artículo 15), tomando en consideración todos los derechos sobre dichas tecnologías;

  • Transferencias de las tecnologías pertinentes (artículos 16 y 19), tomando en consideración todos los derechos sobre dichas tecnologías; y

  • Financiamiento.

 

 Atrás ] Siguiente ]

 

© Copyright del autor.
Editora Teodora Zamudio para
WWW.BIOETICA.ORG.

Última actualización de esta página: lunes, 02 de diciembre de 2002